Lomo del libro doblado, ¿sí o no?

 


¡Hola adict@s! :)

Hoy os traigo una especie de debate, como siempre leyendo mis revistas, webs etc. De literatura que tengo (En este caso es de Libropatas por si quereis echarle un vistazo), encuentro cosas que me gusta compartir con vosotr@s. 
Pues, encontré este post con una curiosa pregunta, y me gustaría saber vuestra opinión :)

Debo reconocer que una de las cosas que más me gusta es acabar de leer un libro y darme cuenta de que lo he tratado con tanto cuidado que el lomo está en perfecto estado. Luego sufro cuando alguien me lo pide prestado, porque sé que mi lomo impoluto nunca más volverá a serlo. Me pasa lo mismo con las cubiertas. 


Odio cuando se doblan las esquinas o cuando se estropean, aunque con algunos libros es imposible no hacerlo. Y odio, por supuesto, a las editoriales que hacen ediciones baratas (vale que es un libro de bolsillo, pienso a veces, pero no costaba tanto un material un poco más resistente) en las que es imposible que el libro no se resienta.


Pero, por otra parte, hay algunos de mis libros que tienen lomos completamente doblados, en los que no es nada difícil encontrar los síntomas no ya del paso del tiempo sino más bien del haberlo leído y vuelto a releer. Y vuelto a releer por vez número quizás 300. Y debo confesar que miro también con cariño a esos libros, porque al final hemos vivido una larga y fructífera vida juntos. 


Y toda esta reflexión es en realidad la introducción para introducir un debate: ¿deben los libros demostrar que han sido leídos o es el dejar que el lomo se doble de forma notable una forma en realidad de maltrato del libro que se tiene entre manos? Y, por otra parte, ¿debemos retirar el saludo, la amistad y desearle todos los males a esos amigos que devuelven los libros con los lomos hechos polvo? 

Yo la verdad siempre he pensado que prefiero mis libros impolutos, pero al leer la explicación de esta forma, pues creo que también tiene su belleza, tener los libros gastados por el uso del tiempo por tus manos

Y sobre los amigos, pues no llego al punto de retirarles el saludo jaja pero también es verdad que nunca presto ninguno de mis libros, los tengo muy mimados, y parecerá una locura, pero me siento inquieta si dejo alguno. Y no paro de pensar en que lo quiero de vuelta ya. Solo se los presto a mi mejor amiga y porque sé que ella me los cuida, pero igualmente no puedo evitar tener esa sensación... de que debería tener el libro en casa.

¿Qué pensais vosotr@s?

1 comentario :

  1. Es complicado. Yo por ejemplo los libros que más he leído me encanta que estén con los lomos doblados he incluso con las paginas amarillas por el paso del tiempo porque es síntoma de que los he leído muchas veces desde que los compre. Por supuesto, me da rabia cuando están recién comprados y justo cuando los vas a leer ya tienen algo roto y no tiene sentido. Pero yo creo que un libro con el lomo doblado, implica que se ha leído muchas veces, no que ha sido maltratado. Y yo me niego rotundamente a dejar mis libros. Tengo que tener mucha confianza para dejarselos... Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...